Busca lo que quieras

Wednesday, July 29, 2009

Bolívar va a una cancha difícil


La Prensa



Bolívar jugará hoy su primer partido como visitante en el torneo Clausura de la Liga, y lo hará en un terreno complicado, el del “Jesús Bermúdez” de Oruro, donde San José este año anda muy fuerte y hasta ahora imbatible.

El “Santo” no pierde en su reducto hace 15 partidos, contando los tres últimos del año pasado y los 12 que lleva jugados en este 2009. Sus números, además, meten miedo: 12 victorias y sólo tres empates.

En el Apertura pasado, San José fue el segundo mejor local, detrás de Universitario (diez victorias y un empate). El orureño ganó nueve cotejos y empató dos. Hizo nada más y nada menos que 39 goles, en tanto que recibió sólo 13. Asimismo, comenzó de gran manera el Clausura —hace diez días—, con una goleada sobre Blooming 4-0.

Pero entre las debilidades que mostró en el primer certamen del año están dos cotejos con el mismo score: 2-2. Es decir que de los 11 rivales que tuvo en su cancha, a dos no les pudo ganar, uno de los que le “robó” un empate fue precisamente Bolívar, que volverá a visitarlo hoy. El otro, Nacional Potosí.

¿Valen o no esos antecedentes más recientes?

No valen si, como suelen decir los futbolistas y entrenadores, cada partido es una historia diferente. Eso sí, hay que tomarlos en cuenta, pues algo debe tener este San José para no haber perdido ni una sola vez este año en su reducto.

La “Academia” saltará al gramado del “Bermúdez” algo golpeada por el empate en casa contra Wilstermann (1-1), ocurrido el último domingo. Encima, la estructura del equipo irá algo debilitada en su zaga, por las bajas definitivas de Augusto Mainguyague y Carlos Tordoya, que el técnico Gustavo Quinteros está tratando de cubrir momentáneamente —no muy convencido— con el aporte de Luis Torrico.

San José, por su parte, intentará reponerse de la derrota sufrida en la Villa Imperial, donde tras ir ganando por un gol, al final Nacional Potosí le dio vuelta el score y le derrotó 2-1.

A filas “santas” volverá el zaguero Álvaro Ricaldi, quien se perdió el anterior cotejo por expulsión.

El inicio de la tercera fecha comprende otro encuentro, el que disputarán en el “Félix Capriles” de Cochabamba los equipos de Wilstermann y Blooming.

Ambos llegan con mejor ánimo después de protagonizar el domingo buenas presentaciones: el “aviador”, que le arrebató un empate a Bolívar en Miraflores, y el “celeste” cruceño, que se hizo fuerte en su reducto y le metió cuatro (4-0) a Universitario, un detalle no menor si se considera que la “U” se ha hecho conocer, a lo largo de la temporada, como uno de los cuadros más consistentes y más difíciles.

“Wilster” —ya se sabe— está peleando partido a partido por eludir el descenso, zona en la que está seriamente comprometido. Para salvarse sólo le quedan diez cotejos más, incluido el de hoy.

Esa lucha no le impide al “aviador” pensar también en una clasificación a la segunda fase del Clausura, igual que piensa la gente de Blooming, aunque para los cruceños es parte de su obligación a fin de que la temporada, que para ellos empezó mal, no termine con un nuevo fracaso.

Los otros cuatro partidos de la tercera fecha se jugarán mañana: The Strongest vs. Aurora, Universitario vs. Nacional Potosí, Real Potosí vs. Real Mamoré y Oriente vs. La Paz FC.

El invicto “Santo”

San José perdió como local, por última vez, el 16 de noviembre del año pasado. En esa fecha La Paz FC le ganó 1-3 por el torneo Play off. Desde entonces (han pasado ocho meses y pico) jugó 15 cotejos ligueros en el “Jesús Bermúdez”, de los cuales ganó 12 y empató tres.

48 veces San José actuó como anfitrión de Bolívar. Hay una leve supremacía del paceño, que ganó 14 veces contra sólo 13 del orureño. Los 21 cotejos restantes terminaron empatados, el último (2-2) en mayo pasado.

Abdón: “Fácil es subir, me costó mantenerme y caí”

Desde hace rato que no es el mismo en la cancha. ¿Por qué Abdón Reyes no es la figura que, con sus gambetas y escapadas, deleitaba hace algunos meses a la gente en los estadios?

El jugador de Bolívar pasó a ser, en el último tiempo, uno más del equipo, ya no el hombre desequilibrante que llegó a la Selección Nacional. El año pasado fue uno de los mejores jugadores de la Liga y a final de temporada incluso se habló mucho de su inminente transferencia al exterior del país.

Él lo sabe. Ayer aceptó hacer una autocrítica de su rendimiento en la “Academia”. Y concluyó que ni siquiera está cerca del nivel que lo trajo a Tembladerani el año pasado.

Después de una buena temporada en 2007, en filas de San José, al que enfrentará hoy, varios clubes se fijaron en él. Eligió a la “Academia”, donde desplegó su mejor juego, que le abrió las puertas de la Selección Nacional.

Abdón recuerda que uno de sus mejores partidos con la “Verde” fue contra Uruguay, por la eliminatoria mundialista, precisamente el año pasado.

En lo que va de la temporada, en cambio, apareció poco, aunque es titular casi inamovible en el equipo de Gustavo Quinteros. Argumenta que las lesiones (hubo una que lo apartó varios días de las prácticas y puso en duda su presencia en la Selección para el partido contra Argentina) han minado su rendimiento.

“Es cierto aquello que dice que es fácil subir y llegar a la cima, pero lo difícil es mantenerse ahí. Lo he comprobado. Me ha pasado. He caído muy rápido”, respondió el futbolista.

Asimismo, hay situaciones de su vida personal, lejos del fútbol, que le han provocado un bajón en su rendimiento. Aunque el volante por izquierda las admite, prefiere guardárselas. “Es cuestión de la mente, pero voy a cambiar”, aseguró.

Según Abdón Reyes, tanto en el trabajo diario como en los partidos está tratando de volver a ser “el jugador desequilibrante al que la hinchada aplaudía”. Como van las cosas, todavía le falta mucho, aunque sabe que el camino que debe seguir es largo y no se rinde.

“Me estoy preparando porque quiero salir de esta situación. Estoy intentando volver a ser el de antes, pero hay que ir paso a paso, quiero superar este mal momento y las expectativas que tengo son enormes”.

Para Reyes, el medio año que queda de competencia con los torneos Clausura y Play off ligueros, más los compromisos de la Selección por la eliminatoria mundialista, le ayudarán a recuperar su nivel futbolístico. Una vez que lo consiga, su siguiente desafío será mantenerse en ese sitial y no volver a caer.

“Tengo que superarme. No es lindo subir y luego caerse. Lamentablemente eso me pasó. Superadas las lesiones, estoy trabajando al cien por ciento para volver a ser el de antes”.

El partido 500 en el “Jesús Bermúdez” de la Liga

San José y Bolívar jugarán hoy el partido número 500 en el estadio Jesús Bermúdez, desde que se iniciaron —en el año 1977— los certámenes ligueros.

El primer cotejo por la Liga en el “Bermúdez” se disputó el domingo 25 de diciembre de 1977. Ese día, el “Santo” goleó a Real Santa Cruz por 6-0.

Durante dos temporadas, ese escenario no tuvo compromisos ligueros, en los años 2000 y 2001, cuando el único equipo representante de esa ciudad en la máxima categoría de nuestro fútbol descendió a su asociación.

El año pasado, a raíz de trabajos en su estructura, el mayor escenario deportivo orureño fue cerrado por un tiempo y San José tuvo que disputar algunos cotejos de local en Cochabamba y La Paz.

Hace poco, San José —que fue uno de los fundadores— celebró su partido número 1.000 como equipo de la Liga (1977-2009).

En el “Bermúdez” también se jugaron encuentros internacionales, correspondientes —entre otros— a Copa Libertadores de América y Copa América.

No comments:

Post a Comment