Busca lo que quieras

Monday, December 17, 2007

Alex Da Rosa pide otra oprtunidad en la Seleccion Boliviana


Nota de El Deber de Santa Cruz


El brasileño naturalizado boliviano, Alex da Rosa, campeón con San José, considera haber adquirido la experiencia para ser el número 10 de la selección y espera que se le dé una nueva oportunidad, en esta su revancha en el fútbol. Pide disculpas a la gente de Santa Cruz por su desnudo ante las cámaras, pero no así a Carlos Bendeck, 'Chino' Paz y a Álvaro Peña, de quienes dice que le dieron la espalda en un momento difícil.

- ¿Es tu revancha en el fútbol?
- Seguro que sí. El fútbol da muchas vueltas y un claro ejemplo de esto es lo que me está sucediendo ahora. En febrero pensé que era el final de mi carrera y ahora me ven, dando la vuelta olímpica con San José. Estoy pasando un buen momento y quiero aprovecharlo volviendo a la selección.

- ¿Quieres volver a la selección?
- En el fútbol siempre hay revanchas y si hubiera la oportunidad de volver claro que sí, iría con todas las ganas del mundo para hacer un buen papel y así seguir siendo tomado en cuenta para otros partidos de la eliminatoria.

- Se dijo que si fuiste convocado a la selección fue por presión de tu suegro, Luis Alipaz
- Nunca escuché nada de eso, pero yo creo que si alguien presionó para que vaya a la selección fue la gente de The Strongest, cuyo presidente era el señor Jorge Pacheco, y además en ese entonces yo estaba pasando por un buen momento, hacía goles y el equipo estaba bien. En el fútbol siempre hay que tener una manito que dé una ayuda y a mí me la dieron los dirigentes del Tigre.

- ¿Quién te habló para ir a la selección?
- Acosta me habló y me dijo que me quería en la selección, ya que no había un enganche en aquel momento que hubiera estado jugando como yo. El ser extranjero nacionalizado era más compromiso para mí y eso me hizo ver él, que la responsabilidad era grande. Lamentablemente las cosas no salieron como queríamos.

- ¿Estabas preparado para ese llamado? ¿Te pesó la número 10?
- Creo que aún no era el momento para mí, pero en fin eso ya pasó y ahora ya estoy más maduro y con mucha experiencia.

- ¿Te sentiste frustrado?
- La verdad es que sí, ese día no nos salió nada, no sólo a mí sino a todos mis compañeros. Y lo peor, el equipo que nos ganó fue Chile, algo imperdonable por los problemas históricos que hay.

- ¿Qué pasó en los días previos?
- Todo parecía normal, pero en verdad, yo no fui bien recibido por algunos compañeros en el equipo, muchos fueron ‘mala leche’ conmigo en la concentración, y bueno, tuve que aguantar algunas cosas por esos días.

- ¿Qué hicistes un día después del partido contra Chile?
- Luego de esa tarde no quería salir de mi casa y a los pocos días tuve un problema con The Strongrest porque me estaban debiendo una plata y yo quería cobrar y no me pagaban, así que de ahí surgió la posibilidad de irme a jugar a Bonner SC en Alemania por dos años en la segunda división. Me fue bien pero no aguanté el clima y la gente era muy fría, por eso volví.

- ¿Qué hiciste a tu retorno?
- Al salir de Alemania me fui a Colombia a jugar en Deportes Tolima, donde estuve cinco meses y a mi regreso al país llegué a un acuerdo con Aurora. Al quedar fuera del hexagonal y tener casi dos meses sin hacer nada mi suegro, que es dueño de Mariscal Braun, me invitó como ayudante de campo de Claudio Mir. Acepté y en esa función terminé el 2006.

- ¿Cómo se da tu llegada a Blooming en 2007?
- Álvaro Peña me llamó y me invitó a trabajar con el equipo, yo acepté porque me agradó la propuesta y era un reto para mí, ya que tenía la oportunidad de jugar en Santa Cruz nuevamente. Mi sueño se estaba haciendo realidad, volver a un equipo cruceño.

- ¿No duró mucho tu sueño?
- Realmente quien me conoce sabe que soy juguetón con todo el mundo. Un periodista me hizo una maldad y filmó cuando no debía hacerlo, pero eso ya pasó y nada puedo hacer para rectificar lo que sucedió.

- ¿Sentiste que tus amigos, el técnico y los dirigentes te dieron la espalda entonces?
- Los jugadores no, ellos querían que yo siga, habían pedido una reunión con la dirigencia para explicar lo que sucedió, pero no fue posible. Álvaro en vez de escucharme y apoyarme fue el primero en decir que tenía que irme, que había hecho eso a propósito y que él ya no quería tenerme en el equipo.

- ¿Fue vergonzoso salir así de Blooming?
- La verdad que sí, no sólo para mí sino para toda mi familia. Pero son cosas de la vida, por ahí si me hubiera quedado en Blooming hoy no estaría en San José y seguiría allá de suplente. Son cosas del destino y por qué así lo quiso Dios. No tengo porqué lamentarme.

- ¿No fue un acto vulgar y grosero salir desnudo en la TV?
- Yo pedí disculpas públicamente a la gente de Santa Cruz por haber aparecido así en las pantallas justo al mediodía, pero eso fue una mala jugada que me hicieron. A los que no les pido disculpas es a ‘Chino’ Paz y a ‘Pimpo’ Bendeck. Esos dos tipos hablaron bien conmigo y luego me dieron la espalda. Por suerte las cosas terminaron saliéndome bien.

- ¿Te consideras un jugador indisciplinado?
- Aquí hay mucha indisciplina, la primera es ser borracho, pero hay muchas otras maneras de serlo. Yo no soy borracho, me gusta tomar, pero borracho no soy, el que me conoce sabe, ya que trabajé con muchos jugadores que les gustaba beber hasta quedar ebrios y saben que yo no soy de tomar mucho.

- ¿‘Camarillero’?
- No, nunca participé de camarillas. Yo no entiendo por qué muchas veces me han tildado de camarillero, si nunca he estado en grupos así. Yo he visto, he escuchado que algunos de mis compañeros se han juntado para hacer echar a un técnico, pero yo no, nunca participé.

- ¿Cuál es tu principal defecto?
- Soy un jugador temperamental. No me gusta perder y por eso muchas veces hasta me discuto con mis compañeros. Me caliento muy fácilmente y en ese momento digo cosas de la boca para fuera, pero no son verdaderas, no vienen de adentro.
Podré ser muchas cosas, pero no soy indisciplinado.

- De todos los entrenadores que tuviste ¿cuál fue el mejor, el que te enseño cosas del fútbol?
- He tenido muchos y buenos, todos tienen su propio estilo, pero el mejor de todos ha sido Luis Galarza, a quien no le gusta el jugador mañoso, que esté caminando den la cancha, que no se da íntegro, eso es bueno. El me enseñó muchas cosas, siempre hablaba conmigo cuando estábamos en Aurora. Otro con el que tuve la oportunidad que me dirija en The Strongest fue Carlos Aragonés.

- ¿Quién no te gustaría que sea tu técnico?
- No, yo trabajo con cualquier persona, he tenido diferencias con algunos pero nada que me haga decir con éste no entreno.
- ¿En qué momento de tu vida llega este título?
- En uno muy importante, cuando estoy teniendo mi revancha con el fútbol, después de lo que me pasó en Blooming.

- ¿A quién se lo dedicás?
- A Dios, sin lugar a dudas que él es grande y sabio, pues él sabe todo lo que pasamos nosotros aquí estos 10 meses y fue por eso que decidió que el título se quede en Oruro, para alegría de esta gente que ha sufrido mucho. No me puedo olvidar de la hinchada y de mi familia.

- ¿Te imaginaste alguna vez hacer el gol del triunfo, sobre todo el del título?
- No, la verdad que no, pero cuando recibí el pase en profundidad de Sandro Coelho, pensé que era el momento de amagar y patear y lo hice. Por suerte llegó el gol y por si fuera poco el que nos dio el título.

- ¿Por qué entraste corriendo al camerino?
- Lo único que quería era dedicárselo a Dios y fue por eso que entré corriendo al camerino, además necesitaba desahogarme solo y así lo hice. Me hicieron muy bien esos momentos junto a Dios.

- ¿Quién era Alex da Rosa antes de venir a Bolivia en 1999?
- Jugaba en Uberlandia, de Minas Gerais y fue ahí cuando Antonio de la Cerda me invitó a venir a Oriente, era una oferta que me llamaba la atención, ya que él era conocido en Bolivia. Antes trabajé con mi papá en un restaurante familiar.

Sus frases

“Pido perdón a la hinchada de Blooming, no a ‘Chino’ Paz ni a ‘Pimpo’ por mi desnudo”.

“En la selección algunos compañeros fueron mala leche conmigo. No fui bien recibido”.

“Ésta es mi revancha con el fútbol y espero ser llamado otra vez a la selección boliviana”.

“Me gusta beber pero no soy un borracho, nunca he quedado ebrio en una mesa”.

Perfil

Alex Rodrigo da Rosa
Alex Rodrigo da Rosa Dormeles nació el 1 de junio de 1976 en la ciudad de Santiago, Río Grande do Sul. A sus 14 años se fue a jugar al equipo de SER Caxias, en la ciudad del mismo nombre y a los 17 debutó profesionalmente. En 1999 vino a Oriente pero tuvo diferencias con el DT, Dalcio Giovagnoli, y por eso volvió a su país. Tres años después volvió (2001) jugó en Mariscal Braun, The Strongest, Aurora, Blooming y San José

No comments:

Post a Comment