Busca lo que quieras

Thursday, December 13, 2007

El presidente campeón

LA PRENSA


La obtención del título le costó a San José una inversión en toda la temporada de 700.000 dólares. Pero según el líder del proyecto, el presidente Florencio España, la gestión bajo su mando no arrojará déficit, sino un superávit.

A mitad de año, en el balance semestral, el superávit ya era de 21 mil bolivianos. “A fin de año eso va a mejorar, con absoluta seguridad”, dijo España.

Anoche, el dirigente no se cambiaba por nadie. Lo mejor que podía pasarle fue ver a San José dando la vuelta olímpica como campeón del fútbol boliviano por segunda vez en su historia.

“Esto no es así nomás. Si llegamos hasta aquí es porque hicimos bien las cosas, de manera seria y responsable. Al comienzo nos equivocamos, después corregimos y ahora estamos celebrando”, dijo.

Florencio España es potosino, nació hace 71 años (14 de marzo de 1936), y hace 40 radica en Oruro. Una vez fue invitado a donar unas alfombras para el vestuario “santo”. Desde entonces empezó a frecuentar el club hasta convertirse en presidente.

“Puedo decir que llegué a San José accidentalmente porque un ingeniero de la empresa donde trabajaba me invitó a las reuniones. Algunas veces, cuando faltaba dinero, yo le prestaba al club. Finalmente me tomaron en cuenta en el directorio cuando regalé alfombras para el vestuario del plantel. De ahí en más asistí con frecuencia a las reuniones hasta que renunció Roberto Sánchez y me pidieron que me hiciera cargo de conducir el club”.

Bajo su mando, el “Santo” debe de ser de los pocos clubes del fútbol profesional boliviano que se jactan de no deberle nada a nadie o de deber muy poco. Sus jugadores están al día en materia salarial y a partir de anoche lo único que se les debe es el premio, de 110.000 dólares, por la clasificación a la Copa Libertadores de América, que se les pagará cuando la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) haga el correspondiente desembolso.

“Sólo en nuestra planilla de sueldos, mensualmente hemos pagado cuarenta y cinco mil dólares. Cada mes hemos recaudado de donde pudimos, buscamos la manera de captar fondos porque con las recaudaciones no ha sido suficiente. Además, este año tuvimos menos público en nuestros partidos porque dos tribunas estuvieron cerradas. Sin embargo, hemos salido adelante y no debemos dinero, salvo una que otra cosa que estamos arreglando. A los jugadores no les hemos fallado, siempre les cumplimos porque ésa fue una premisa y ése es otro factor de nuestro éxito”.

En la parte deportiva, el San José de este año se dividió en dos. Uno al que no le fue nada bien en el primer certamen y éste que anoche se consagró campeón.

“A principio de temporada el directorio trajo a Vladimir Soria como entrenador y juntos buscamos armar un plantel competitivo, sin embargo también cometimos algunos errores al contratar jugadores especialmente del exterior que no se adaptaron, lo que un tanto nos perjudicó. Tuvimos que sentir la partida de Vladimir (cuando falleció su padre), pero confiamos en Marco Ferrufino (por entonces era el asistente técnico), y él con trabajo y dedicación logró su objetivo, que ahora tanto estamos disfrutando”.

Una vez que terminen los festejos, la dirigencia de San José comenzará a preparar el futuro. Según España, la idea es mantener a la base del equipo campeón con muy pocos cambios, sobre todo reforzar con un máximo de cinco jugadores (dos zagueros, un volante armador y un delantero) para afrontar la temporada 2008 que incluirá la Copa Libertadores de América como principal reto.

“Lo justo es retener a la mayoría de los jugadores. Conversaremos con cada uno de ellos para que se queden”.

España también apunta a que Marcos Ferrufino siga al frente del primer plantel, “pero eso es algo que hay que hablarlo con él y los demás miembros del directorio. De nuestra parte hay la mejor disposición para llegar a un acuerdo”.

En cambio, es poco probable que el presidente campeón siga. “Cumplí mi ciclo y por ello tengo planificado dejar el club en enero. Creo que es tiempo de dar paso a otros directivos”.

Consolidó una infraestructura propia para el club

Este año San José no sólo disfrutó del éxito deportivo coronado anoche en el “Jesús Bermúdez”; también institucionalmente logró crecer gracias a gestiones de su presidente. Hace una semana, el club terminó de pagar 60 mil dólares al Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) por unos terrenos de 40 mil metros cuadrados ubicados en el kilómetro tres, en la zona de Vinto.

Esos predios fueron donados hace años por la entonces alcaldesa Mirtha Quevedo, pero estuvieron abandonados y directorios anteriores se olvidaron de pagar los impuestos.

Una inscripción preventiva estuvo a punto de originar su remate, hasta que apareció España, llegó a un acuerdo con el SIN y “sagradamente” canceló cada cuota que fue establecida. “Felizmente hace una semana terminamos de pagar, eso también lo dejamos saneado”.

En esos terrenos, San José goza de una infraestructura básica que el primer plantel utiliza para sus entrenamientos. Según el presidente, los futuros directorios tienen que hacerse cargo de construir un gran complejo deportivo.

“La buena administración también tiene que ver con el éxito. El club no es sólo fútbol y nos sentimos tranquilos por lo que hemos hecho”.

No comments:

Post a Comment