Busca lo que quieras

Monday, November 17, 2008

Pedro Rioja fue un volante de gran despliegue físico, de buen trato al balón, colocaba la pelota como con la mano y tenía un buen chutazo


El Deber
De un físico regular, pero en la cancha se agrandaba con un gran despliegue. Estamos hablando de Pedro ‘Perico’ Rioja un salteño que hizo historia a su paso por varios clubes bolivianos.
Rioja debutó en primera muy jovencito, a los 14 años en Central Norte de Salta (Argentina) donde ya despuntaba por su juego ofensivo. Boca Juniors puso sus ojos en él y se lo llevó a las inferiores donde estuvo año y medio jugando en la quinta división.
De vuelta a Central Norte participa en los torneos regionales y nacionales y luego pasa a Instituto de Córdoba, que en ese tiempo era dirigido por Alfio Basile. Tras dos años en ese equipo regresa a Central y en 1984 el presidente de Guabirá, Pochín Limpias lo trae a Bolivia.
‘Perico’, un sobrenombre que le viene a Pedro de pequeño y es el que llevaba un conocido folclorista argentino que era su tío, llegó a un equipo rojo de grandes figuras con el ‘Pato’ Jurkevicius, Vaca, ‘Picudo’ Justiniano y Abelardo Rojas.
Tras dos años en el club norteño se fue a Cochabamba para jugar en el ‘equipo del pueblo’, Aurora, y de ahí pasó a Wilstermann en 1988. De aquí recuerda a compañeros como Villalón, Almada, Luna y Terrazas.
En 1989 llega a San José de Oruro con el que participó en dos copas Libertadores, en 1991, cuando jugaron contra San Pablo y Criciuma y 1992 donde enfrentaron a Cobreloa y Universidad Católica de Chile.
En el equipo santo tuvo la oportunidad de tener otros excelentes compañeros, dice ‘Perico’, mientras menciona entre ellos a Miguel Ángel Noro, Daniel Valencia, Luis Galarza, ‘Cuchuqui’ Valverde, Juan Carlos Sánchez, Roberto Pérez y Lorgio Antelo.
En 1995 emigra a la capital de la República para jugar en Independiente, equipo con el que consiguió llegar a disputar la final con Wilstermann, en la que luego de ir venciendo 3-0, el equipo rojo valluno logró volcar el marcador 5-3 en los últimos 15 minutos. Es de hacer notar que en ese lapso ‘Perico’ salió lesionado.
En 1997 y debido a recurrentes lesiones en las piernas, decidió dejar el fútbol, pese a ofertas que tuvo para continuar jugando profesionalmente.
Fue ayudante de ‘Copito’ Andrada cuando éste dirigía a Destroyers, y de Dalcio Giovagnoli en Oriente. También estuvo en la selección con Ovidio Messa. Ha dirigido a varios equipos bolivianos y recientemente también en su país.

Per­fil

Siempre ligado al fútbol
Pedro Alberto Rioja Jiménez nació en Salta (Argentina) el 12 de diciembre de 1960. Casado con María Elena Méndez Parada tiene tres hijos: Diego, Nataly y Pedrito. Director técnico egresado de la AFA desde 1998 y de la Escuela Renato Sesarini. Después de abandonar la práctica activa del fútbol se dedicó a la dirección técnica. Hasta hace poco dirigió a Gimnasia y Tiro de Salta. Actualmente tiene una microempresa familiar de reparto de alimentos y está a la espera de volver a conducir algún club.

No comments:

Post a Comment