Busca

miércoles, junio 19, 2013

Carlos Saucedo disfrutó al máximo la gala del Premio Mayor

El Deber

Sufrió cuando las cosas no le salían y más estaba cerca del retiro anticipado. En esos momentos fue perseverante y siempre mantuvo la humildad. Con esos obstáculos, Carlos Saucedo se tuvo que esforzar el doble para llegar a ser elegido el ganador del Premio Mayor de la temporada 2012-2013. Por lo sufrido, las lágrimas que derramó en el acto de ayer, en el salón Pedro y Rosa, no sorprendieron a sus más cercanos familiares y amigos.

Por todos esos antecedentes, Saucedo puso su estilo a la fiesta, que fue armada para que la disfrutara y así fue. En todo momento fue espontáneo, desde su ingreso al salón, en el que fue felicitado por varios de los invitados para después hacer algunos pasos al ritmo del baile del caballo junto al grupo Fama Machine. Después se mostró un video de la historia del premio y de los que lograron ganarlo en sus 20 versiones anteriores. En esos instantes se lo veía nervioso, pero poco a poco se fue soltando en especial cuando comenzó la entrega de la medalla al mérito, que la recibieron los exfutbolistas Milton Melgar y Erwin Romero.

Luego vino Chaplin Show para provocar las risas del goleador de San José, que disfrutó cada uno de los chistes e imitaciones de los humoristas. Su esposa, Marlene Céspedes, y sus hijos, Carlitos (7 años) y Alejandra (11), también se prendieron y comenzaron a disfrutar de la fiesta.

Lágrimas y emoción

Tras el humor, se mostraron imágenes del Carlos Saucedo en todos los equipos que jugó y se contó la historia de cómo llegó a ser futbolista liguero. Con ello vinieron las primeras lágrimas del atacante, en especial cuando su pequeño hijo dijo: “Papá, te quiero mucho. Te aprecio mucho”. Es que en ese momento al ‘Caballo’ se le vinieron muchas cosas a la cabeza, entre ellas cuando tenía que jugar y trabajar para tener un sostén económico para su familia. “Era ayudante de albañil de mi padre (Ciro)”, sostuvo el atacante.

Precisamente su progenitor fue el encargado de entregar la estatuilla a Saucedo. “Este galardón se lo dedico a mi familia, a mi esposa, a mis hijos, a mis padres y a mis amigos. En esta mesa están todos los que tenían que estar”, tras esta frase, Saucedo se volvió a quebrar. Luego de quedarse callado algunos segundos, volvió a hablar y recordó a su abuela. “Esto también va para mi abuelita, que está en el cielo”, manifestó para volver a derramar algunas lágrimas.

Tras el discurso se subieron a la tarima sus familiares para felicitarlo por el logro. Sus amigos de su niñez y juventud también se acercaron. “Se lo merece. Siempre fue goleador. Recuerdo que nunca fallaba en el área. Allí sabía ubicarse”, agregó Juan Pablo Freddi, amigo del delantero desde su época de colegio. Así vivió la fiesta Saucedo, que cumplió el sueño de ser parte de la historia del Premio Mayor

1 comentario:

  1. This is a great idea to share your blogs with us because your Article helps us to learn so many things through your blogs. I am also wanted to write blog kindly guide me if my topic is seismic equipment for sale then what should I do first and how will I create new and unique content on this topic

    ResponderBorrar