Busca lo que quieras

Monday, April 30, 2012

Ferrufino: Hay que mirar para adelante y demostrar que sí se puede”

MARCOS FERRUFINO, ENTRENADOR DE SAN JOSÉ

Dice que la humildad y el compañerismo fuera de la cancha son la fortaleza que tiene su equipo. El objetivo es ser campeón, pero van poco a poco, partido a partido. Está agradecido con el apoyo de los hinchas.

Julio Céspedes Inda

Periodista

Es uno de los técnicos destacados que tiene el fútbol boliviano. Fuerte de carácter y a veces polémico con sus reclamos. Con San José realiza buena campaña y está en la mira el título del torneo Clausura.

—¿Cómo está usted en San José?

—Muy bien, aunque penoso porque nos quitaron la plaza para la Copa Sudamericana, no por cuestión futbolística sino de dirigentes. Ahora estamos peleando cosas importantes, nos quedan cinco partidos por jugar en este torneo y esperamos conseguir buenos resultados.

—El equipo tuvo altibajos el año pasado cuando se hizo cargo, pero ahora parece haber hallado una línea de fútbol fuerte y sólida ¿no?

—Sí, y se mejoró con humildad y trabajo, así pudimos conseguir muchas cosas. Estamos peleando y dependemos de lo que hagamos en esta recta final del campeonato.

—Cuando salió de Real Potosí la dirigencia potosina dijo algunas cosas malas de usted. ¿Cómo quedó con ellos?

—Cuando me salí fue porque había pasado mucho tiempo y no había firmado un contrato, esa era mi preocupación. A las personas uno no llega a conocerlas hasta que hay este tipo de inconvenientes y nosotros teníamos la razón, porque por falta de ese contrato yo no puedo cobrar hasta ahora el premio por la clasificación a la Copa.

Me da pena que dirigentes como los de Real Potosí no sepan reconocer la labor que se ha hecho. Estaban en la zona del descenso, llegué y nos clasificamos a la Copa Libertadores al ser subcampeones y hasta hoy no me llaman para pagarme el premio.

—¿Qué siente un técnico orureño al dirigir al equipo más popular de esa ciudad?

—Un orgullo, es la segunda vez que dirijo al equipo. Volvimos con la misma mentalidad de hacer algo y lamentablemente a veces uno choca con dirigentes que no saben valorar las cosas que uno hace.

En el fútbol boliviano no se puede hacer un buen trabajo, especialmente por lo económico. Los clubes no están en una situación buena, por ahí San José el año pasado gastó mucho dinero porque hizo una gran inversión.

—¿Qué objetivos se ha trazado este año con San José?

—Uno siempre tiene la mentalidad de ganar cosas importantes, nuestra meta es ser campeón, esperamos conseguirlo. Tuvimos algunos tropiezos en el camino, perdimos algunos partidos importantísimos. Ahora uno tiene que mirar para adelante, no tiene que estar quejándose y más bien hay que demostrar que se puede conseguir el título.

—¿Qué estilo de fútbol le gusta a Ferrufino como DT?

—Siempre hemos tratado de ser ofensivos, de no defendernos. Algunas veces he pecado al recibir varios goles por tratar de que mi equipo vaya siempre para adelante. Al fin y al cabo, defenderse, como algunos equipos lo hacen por sacar algún resultado, no es agradable para el fútbol, eso a veces nosotros también lo criticamos.

—¿Cuáles son los puntos fuertes de su plantel en este torneo?

—La humildad y el compañerismo que hay fuera del campo de juego, eso se traduce a la hora de los partidos. La actitud, el corazón y la capacidad de resolver las cosas en cualquier cancha son otros atributos que se tiene. En cuanto al juego, la forma es de ir siempre adelante.

—¿San José es un equipo con varias figuras o de obreros?

—Yo creo que es de obreros, no hay figuras ni somos un grupo numeroso. Lo que también hacemos es dar oportunidad a la gente joven, especialmente orureña, porque creo que eso corresponde.

—¿Cómo sobrelleva la presión de los hinchas orureños, quienes son muy exigentes?

—Es difícil, pero nos hemos ganado su cariño, eso se nota cuando estamos en la calle, aunque también eso da mucha responsabilidad. Además que la hinchada nos alienta en cualquier lugar, están con nosotros en las buenas y en las malas.

—¿Ud. tiene título como técnico?

—Sí, estudié en el Instituto de Entrenadores de La Paz. También tengo algunos estudios en Argentina, a fin de año voy a capacitarme, uno aprende porque hay buenos técnicos. Allí están al día con el fútbol europeo, así que uno aprende mucho más.

—¿Cómo están los entrenadores nacionales en el fútbol profesional boliviano, siguen rezagados o han ganado espacio?

—El problema es que en Bolivia la gente es especial, siempre le da más importancia a los extranjeros y nosotros tenemos que querer lo nuestro. Pero el entrenador boliviano ha demostrado que es capaz.

Además, traer técnicos de afuera es también negocio, porque también traen jugadores.

—¿Usted tiene un carácter fuerte, cómo se lleva con los jugadores, cuál es el trato con ellos?

—A veces hay que mimar al jugador, porque es así, yo también he jugado y lo he sentido. El jugador boliviano es especial, entonces hay que saber cuándo tratarlo bien y cuándo poner mano dura.

—¿Se acuerda cuál fue su mejor momento como futbolista?

—Sí, he tenido mi mejor momento cuando estuve en Bolívar. Jugué 15 años, en los que fue varias veces campeón, otras subcampeón y participamos en varias copas Libertadores. Pero no sólo fue el mejor momento mío, sino de Bolívar.

—Usted pudo ir al Mundial 1994, ¿por qué no fue?

—Porque yo soy un boliviano que me estimo, que me quiero y tengo valores. Yo siempre ando con la frente en alto y con las manos limpias.

A mí no me gustaba el trato que daba el técnico Xabier Azkargorta al futbolista boliviano. Por ahí como él era español creía que seguía en la época de la Colonia y que podía venir y dominar.

Yo hablé con él personalmente y le dije que no me gustaba su trato y me retiré por decisión propia. Yo podía haber vuelto porque él me lo pidió, pero algunos compañeros se opusieron. Después yo hablé bien con él, aclaramos las cosas y por eso nunca me guardó rencor.

—¿De niño era hincha de San José o de otro equipo del país?

—Bolivarista. Uno tiene que ser sincero. Pero como orureño siempre trato de estar en mi tierra. Muy chico me fui a La Paz y siempre venía. Antes de irme a Bolívar, pedí jugar en San José, pero no tomaron mucho interés.

—¿Qué les puede decir ahora a los miles de hinchas de San José?

—Agradecerles por todo el cariño que me dan. Uno trabaja con honestidad, me siento feliz y pido a los hinchas que nos sigan apoyando porque queremos darle una alegría.


Asísoyyo

Marcos Ferrufino

Técnico de fútbol

Edad: 49 años

Lugar de nacimiento: Oruro, Bolivia.

Trayectoria: jugó en Bolívar, The Strongest, San José y Unión Central, y fue integrante de la Selección Nacional. Como técnico dirigió a San José, Real Mamoré y Real Potosí, está otra vez en el club ‘santo’.


Las cortitas de Ferrufino

—¿El fútbol?

—Mi pasión. Quiero que el fútbol boliviano progrese, pero a veces me choco contra un muro.

—¿El balón?

—Un objeto que permitió que sea profesional.

—¿El gol?

—La culminación de una jugada que da mucha alegría.

—¿Un DT que no olvida?

—Moisés Barack, me dio la oportunidad en Bolívar, y Jorge Habegger, me enseñó mucho.

—¿Bolivia?

—Un país que amo, quiero que progrese y sea diferente.

—¿Oruro?

—La tierra que me vio nacer y me dio oportunidades.

—¿Bolívar?

—Me ha dado la posibilidad de jugar en el fútbol grande.

—¿La Selección Nacional?

—Un recuerdo que ha hecho que llegue a la culminación de mis sueños.

—¿El banco de técnico?

—El lugar donde se sufre y también se sienten las alegrías.

—¿Barcelona o Real Madrid?

—Real Madrid.

—¿Mourinho o Guardiola?

—Guardiola es un DT detallista, profesional y humilde.

—¿Dios?

—Lo más grande que hay.

¿La Virgen del Socavón?

La madre de Jesús, la dama que siempre nos ilumina.


No comments:

Post a Comment