Busca lo que quieras

Sunday, July 28, 2013

Hinchas del Corinthians piden al papá de Kevin que piense en Dios

La Patria

Los hinchas del Corinthians, Reginaldo Coelho, José Carlo Da Silva Junior, Marco Aurelio Nefreire, Cleuter Barreto Barros y Leandro Silva de Oliveira recluidos con detención preventiva en el penal de San Pedro de Oruro desde febrero, acusados por la muerte de Kevin Beltrán durante el partido San José-Corinthians, pidieron ayer al padre de la víctima (Limbert Beltrán) que piense en Dios, ya que no existe indicios que los involucre en el fallecimiento del menor, como estableció el Ministerio Público al dictaminar un sobreseimiento para los cinco "torcedores".

Esa reacción vino a consecuencia de que el juez cautelar No. 3 del Tribunal de Justicia de Oruro, Julio Huarachi, el 24 de julio de este año, pidió un compás de espera en la liberación de los cinco brasileños, avalándose en la Sentencia Constitucional 952/2012 del 29 de agosto del 2012, que establece que debe existir un plazo de cinco días para la impugnación al sobreseimiento dictado por el Ministerio Público.

"Pedir disculpas por el hecho ocurrido, que piense en Dios, porque el dinero es solo papel y se acaba, yo tengo un "dictado" que mi papá me dijo, el dinero se gana y no el dinero gana a la persona, es decir, que el dinero no es todo en la vida, porque se acaba. Quisiéramos pedir disculpas personalmente al papá de Kevin, porque el que ocasionó ese hecho (muerte de Kevin) es de la hinchada, Corinthians tiene varios grupos y el muchacho (que está en el Brasil) pertenece a los Gaviones, por eso queremos pedir disculpas a la familia", dijo Coelho.

Los hinchas brasileños están visiblemente afectados emocionalmente, porque debían salir en libertad el miércoles 24 de julio, tras conocer el sobreseimiento del Ministerio Público, que resalta que no tuvieron responsabilidad alguna de la muerte de Kevin. Dos de los seguidores del Corinthians, no estaban en el interior del estadio "Jesús Bermúdez" cuando ocurrió el incidente.

"Pedimos que la justicia nos deje ir, porque somos inocentes. Si fuéramos bolivianos y estaríamos aquí, tal vez estaríamos tranquilos, sin embargo, estamos lejos de nuestras familias y pedimos a la justicia boliviana que nos liberen porque somos inocentes", manifestó Coelho a nombre de todos sus compañeros.



FAMILIA

Detrás de cada uno de ellos hay una historia diferente, en el caso de Coelho tiene cuatro hijos, de los cuales debe pagar una pensión, pero no lo puede hacer por estar recluido en Oruro y porque perdió su trabajo.

Mientras que Marco Aurelio tiene una hija a la cual no la conoce, pues nació el 1 de mayo. José Carlo Da Silva tiene a su madre que está sola en Brasil y no hay forma de cómo reunirse con ella. Cleuter Barreto era responsable de su hermana de 19 años, quien no tiene a nadie más.

Expresaron su optimismo, pese a su situación delicada, que la justicia boliviana obre con equidad y permita que los "torcedores corinthianos" se reúnan nuevamente con sus familias.

No comments:

Post a Comment