Busca lo que quieras

Monday, July 14, 2008

Sandro Coelho: Al Grano. “Algunos vienen a robarse” . La plata





El Deber

Su llegada el 3 de julio del pasado año a San José provocó algunas críticas porque decían que ya era un futbolista acabado, pero poco a poco se ganó el cariño de la hinchada, convirtiéndose en uno de los pilares para la obtención del título del torneo Clausura 2007, el segundo en la historia del club. Este año, Sandro Coelho en un momento de división de la plantilla, dejó de ser jugador y asumió el mando en reemplazo de Marco Ferrufino, con buenos resultados, tomando en cuenta que el equipo de la ‘V’ azulada está luchando por el cupo a la Sudamericana. El brasileño, que ya lleva más de una década en el fútbol boliviano, habló entre otros temas de sus logros en The Strongest, de su actual momento en San José y de los extranjeros que vienen al fútbol boliviano.

- Tu llegada a San José no fue del agrado de algunos fanáticos, ¿cómo fue que te ganaste su cariño?
- Con el trabajo que hice y mi rendimiento, me convertí en uno de los jugadores clave para obtener el título.

- Pero también te respetan los compañeros, que ahora pasaron a ser tus dirigidos...
- Es que mi experiencia ayudó a unir al grupo, haciéndoles notar que dentro de la cancha todos deberíamos tirar el carro para el mismo lado.

- ¿Cómo fue tu designación como DT?
- Fue sorpresiva, porque de un momento a otro el presidente del club, Florencio España, me llamó y me pidió que le ayude y que me haga cargo del equipo. Acepté de inmediato, porque el pedido venía de una persona que cumple su palabra y que siempre está apoyando al equipo.

-¿Fue complicado pasar de ser futbolista a entrenador?
- Más que todo es complicado porque uno extraña jugar. Por lo demás, los muchachos me trataron muy bien porque prevaleció el respeto mutuo.

- ¿Pusiste alguna condición para tomar el mando?
- No hubo condición, porque desde un principio la propuesta fue dirigir y jugar. Además entre mis planes cercanos, como los años no pasan en vano y ya tengo 35, estaba el de ser entrenador para seguir relacionándome con el fútbol, que es mi pasión.

- ¿Cómo fue tu debut?
- Fue bueno, porque le ganamos de local a Oriente Petrolero por 2-1 en la duodécima fecha. Ahí me quedé contento, porque los muchachos hicieron lo que les pedí.

- ¿Te presiona, el hecho de que tu confirmación depende de lo que logres en este certamen?
- Seguro que siempre va a ver presión, porque en el fútbol mandan los resultados, pero creo que hay plantel para luchar por cosas importantes y estamos haciendo un buen trabajo. Espero que todo salga bien para que nos clasifiquemos a la Copa Sudamericana, porque ya le estoy hallando el gustito a ser entrenador.
- ¿Y si deciden cambiarte, seguirás jugando?
- Si la dirigencia me habla para que continúe jugando, lo haré unos seis u ocho meses más,

- ¿Cómo haces para no perder estado físico?
- Hago el trabajo físico como todos los muchachos, pero en la práctica de fútbol me quedo a un lado para tratar de corregir errores. Ya al final para no perder ritmo juego unos 15 minutos.

- El anterior técnico (Marco Ferrufino) se fue denunciando indisciplina, ¿lograste controlarla?
- Charlamos con la gente que tenía problemas con Marco y le explicamos nuestra manera de trabajo, en la cual la disciplina era fundamental. Al parecer entendieron, porque hasta el momento se han comportado muy bien.

- ¿Qué harías, por ejemplo, si un dirigido tuyo, antes tu ex compañero, comete algún acto de indisciplina?
- Por el compromiso que hay, no creo que haya indisciplina, y de haberla, seguro que me molestará. Por el momento, no me he puesto a pensar lo que haría.

- ¿Qué le faltó a San José para aspirar a más en este certamen?
- Nos complicó bastante disputar dos campeonatos, el local y la Copa Libertadores. Hubo partidos en los que por priorizar la Libertadores jugamos en el torneo liguero con varios suplentes, regalando puntos que después nos pesaron.

- ¿Con este San José da para soñar con el título del Clausura o hay que traer refuerzos?
- En este momento el equipo está jugando bien, aunque tenemos cupo para dos extranjeros más. Si es que traemos refuerzos, tendrán que someterse a un período de prueba. Yo ya estoy muchos años en el fútbol, y sé que a veces vienen muchos extranjeros y firman su contrato y después no rinden.

- ¿Qué es lo que no te ha gustado de algunos técnicos y qué nunca harías?
- Es traer como refuerzo sólo jugadores de mi misma nacionalidad. Por ejemplo, ahora que soy entrenador, aprovechar para aceptar solamente a los extranjeros brasileños. Pasó muchas veces en The Strongest, donde el técnico argentino llegaba con cinco o seis futbolistas de su país, sin importar si tenían condiciones, y sólo venían a robarse la plata.

- ¿De tu paso por The Strongest, qué es lo que más recuerdas?
- Los cuatro títulos que ganamos en los casi nueve años que jugué en el Tigre y el trato del hincha que siempre fue bueno.

- ¿No le guardas rencor a la dirigencia atigrada por el año que te dejó sin jugar?
- Uno siempre se acuerda de los malos momentos. El año pasado cuando le empatamos a The Strongest (3-3) con dos goles míos, dejándolo fuera de la lucha por el título, no festejé por respeto a la hinchada; pero por dentro sentía una gran alegría, porque al mando de los atigrados sigue la gente que me perjudicó.

- ¿Y cuál fue el problema?
- Me discutí con el presidente de The Strongest, Jorge Pacheco, porque no querían dejarme en libertad. Ellos me querían hacer creer que no era jugador libre. Por ese motivo no jugué desde mayo de 2006 hasta julio de 2007.

- ¿Cómo fue que llegaste a Bolivia?
- En 1997 estuve tres meses parado en Brasil y sin equipo, y el entrenador brasileño de Aurora, Carlos de los Santos, fue a mi casa y me dijo que había la posibilidad de ir a prueba a The Strongest. Recuerdo que jugué un amistoso frente a Wilstermann en Cochabamba y mi rendimiento fue bueno y covencí. Empatamos 3-3 y tuve la fortuna de anotar un gol.

- ¿Con qué realidad te encontraste?
- En esa época la dirigencia boliviana era mucho más cumplidora en la parte económica. Ahora es diferente.

- ¿Y cómo fue tu paso por Los Pumas, de México?
- Me compraron en $us 180.000 con apenas un partido en la primera de Botafogo, de Río de Janeiro, y con 17 años. Jugué en Los Pumas, que era un equipo que apostaba a la gente joven, durante tres temporadas. En la primera llegamos hasta la liguilla final y en las otras dos no. Después tomé la decisión de regresar a Brasil. En los tres años estuve presente en un 80 por ciento de los encuentros.

- ¿Tuviste de compañero a algún jugador de la selección mexicana?
- Los Pumas tenía a seis o siete seleccionados. Entre los conocidos estaban el arquero Jorge Campos y el defensa Claudio Suárez.
- ¿En tus planes nunca estuvo naturalizarte para jugar en la selección boliviana?
- Una vez tratamos de hacerlo, pero los papeles no estaban al día y después lo dejamos porque la edad fue pasando.

- ¿Los 18 años de fútbol profesional te han dejado una economía estable?
- No me quejo, me fue bien porque siempre traté de juntar mi plata para vivir tranquilo con la familia. En La Paz tengo mi casa y en Río de Janeiro soy propietario de una empresa de estética para las novias.

- ¿Llevas casi 11 años en Bolivia, tu intención es quedarte a vivir?
- La verdad es que todavía no lo he definido, aunque estoy adaptado a las costumbres y a la manera de vivir de acá. He hablado con mi esposa (Ivelisse) sobre la intención de quedarme, pero antes tenemos que resolver algunos temas.

- Y el español todavía no te sale a plenitud...
- La verdad es que nunca me preocupé por eso, porque en los contratos que firmé no decía que debía hablar el español muy bien. A pesar de ello pronuncio las palabras mucho mejor que varios brasileños que están en Bolivia (risas).

- ¿Qué sueño no pudiste cumplir en el fútbol?
- Me hubiera gustado jugar en la selección, ya sea en la brasileña o en la boliviana. El no haber cumplido esa meta me deja un sabor amargo.

- ¿Del 1 al 10, con qué puntaje calificarías tu carrera futbolística?
- Es complicado calificarme, pero por las cosas que di y por lo que conquisté, me pondría un ocho. Gracias a Dios camino por las calles de Oruro o La Paz y la gente me reconoce y me saluda.

- ¿Por qué crees que el fútbol boliviano tiene un bajo nivel?
- Por los sistemas de campeonatos, que no son competitivos, y por el proceder de algunos dirigentes que sólo buscan sus intereses. Además influye el hecho de que se contraten extranjeros que no tienen nivel, prevaleciendo la cantidad antes que la calidad. Otros llegan muy mayores y sólo vienen a robarse la plata y no aportan nada.

- Y en las menores, ¿qué falta?
- Hay que obligar a los clubes a que trabajen con las menores y a que compitan en todas las categorías. Los que no cumplan, no deberían tener equipos en primera. Esa sería la manera de formar chicos con calidad y que apunten alto.

- En la octava fecha de las eliminatorias Bolivia visitará a Brasil, ¿a quién apoyarás?
- Yo voy a ser siempre brasileño, pero me gustaría que gane Bolivia por la necesidad que tiene de darle alegrías al fútbol nacional, para que salga de la situación complicada en la que se encuentra.

Sus frases

“El extranjero que venga a San José para el Clausura tendrá que ser a prueba”

“Pasar de ser jugador a técnico es complicado, porque uno extraña jugar”

Perfil

Acumula cinco títulos en el fútbol nacional
Sandro Coelho, que se desempeña de volante, nació el 27 de junio de 1973 en Río de Janeiro (Brasil). Hace siete años que es casado con la boliviana Ivelisse Caamaño. Hizo las menores en Botafogo (86-91), equipo en el que debutó en la primera división a los 17 años, jugando sólo un partido para luego ser vendido a Los Pumas de México en $us 180.000 (1991-1994). Después se volvió a Brasil para jugar en el Bahía (8 meses), América (6 meses). Luego pasó a The Strongest (1997-2006) y San José (2007-2008). En Bolivia fue campeón con The Strongest en el Clausura de 1999, en el Apertura y Clausura de 2003 y en el Clausura de 2004. También logró el título del Clausura 2007 con San José.

2 comments:

  1. Anonymous10:16 AM

    sandro ya deja de mentirle a los bolivianos sos un mediocre rencoroso y camarillero q solo te haces fuerte con los borrachos q te siguen a tu paso vos sos el causante de q los nuevos jugadores crean q camarrillas y borrachos sean duenos del futbol boliviano , como en bolivia son extrangeristas vos vendes lo tuyo sos una lacra dentro del futbol boliviano, gente como vos nunca deeberia haber venido ami pais a dejar esa clase de mala escuela para los nuevos valores futbolistas bolivianos , recuerdo cuando llegastes strongest con unas franciscanas o sandalias venias fracasado de mexico por borracho tambiem , tu saalvacio y proteccion en strongest fue un fuerte directivo q invirtio comprandote el pase y utilizando tecnicos para q jugaras forsadamente en un principio y q aprovechastes par botar a tecnico y jugadores q se te ponian en medio,
    yo escribo esto por es hora q la gente se quite la venda de los ojos de tener esta clase de lideres y tecnico sin titulacion q no le hacen mas q dano al futbol boliviano
    sin embargo se q vas a decir q todo es mentira , nada de lo q escribo es mentira y lo sabes mientele ala gente pero no a dios ese si sabe la realidad atte : un hincha boliviano q quiere respeto por los futuros jugadores bolivianos

    ReplyDelete
  2. Anonymous10:27 AM

    para mayores referencias preguntarle a : paz garcia,luis cristaldo,jiguchi,doile vaca entre otros
    ah y veran q orosco no dura este lo mandara al frente en la primera chupa

    ReplyDelete